get in
touch!

¡Mensaje recibido!

En estos días recibirás una llamada de un compañero del equipo.

Cuando un hostelero decide dar un giro a su cocina, abandonando el concepto de restaurante italiano al uso para centrarse en los platos que hemos heredado de la tradición judío/musulmana, se puede decir que empieza a darle sentido a su trabajo.

 

Decidió que éramos la agencia que le iba a ayudar a lograrlo, y nos dejo vía libre para atacar todo el espacio, con la única condición de que la fachada lograse destacar en un entorno muy poco favorable.

Que la luz te guíe.

El eje que articulaba todo el concepto fue una única tira de luz que recorre la fachada y va dirigiendo al visitante hacia el interior, y una vez dentro, le invita a recorrer todos los rincones, para ir descubriendo colores, contrastes, materiales e imágenes escogidos para potenciar el sabor de sus nuevos platos.

Lo principal; los platos.

Sabemos que cuando menos invasivo sea para los sentidos el interior, mucho mas se disfruta de la cocina, por eso predominan superficies de madera clara, cemento visto y metal perforado lacado en negro mate al horno.

Infinitas posibilidades.

De forma paralela a la generación del espacio y la fachada, fuimos trabajando todo lo relacionado con la imagen, en un sentido en el que todo lo aplicado en el local fuese resultado de como iba evolucionando la marca y su universo gráfico.

El eje que articulaba todo el discurso era la generación del logo, surgido de la creación de una serie de patrones geométricos inspirados en la cultura islámica -sin ser demasiado evidentes-, que ademas de formar el punto y la “S” del nombre, daban pie a un sinfín de formas que permitían infinitas aplicaciones.

Home ideas

Volver a proyectos

Branding & Digital

Ésta web quiere ofrecerte una experiencia de navegación única, por eso utiliza cookies.
Saber más